Categorías
General

¿Qué ha pasado con la entrevista?

¿Cómo se ha podido traspasar una barrera policial de una habitación hospitalaria en la que se encuentra internado un preso etarra?

Me da risa lo que pasa en este país, un individuo custodiado las 24 horas del día, y nadie sabe quien le ha hecho una entrevista.

Tantos las fotos como la entrevista han sido fáciles de realizar, tenían todas las complacencias para hacerlas. Cuando menos descuidemos este etarra se escapara.

 

Etarra

 

Hoy cinco de febrero todos los españoles hemos quedado sorprendidos por la noticia aparecida en el diario londinense The Times, en el que aparece en su primera página una entrevista clandestina al sanguinario etarra De Juana Chaos, en huelga de hambre desde hace tres meses en el Hospital Doce de Octubre de Madrid, en la que pide al Gobierno que reanude el proceso de paz. El preso asegura no sentir ningún resentimiento por sus 25 asesinatos.

El etarra dice estar “completamente de acuerdo con el proceso democrático de diálogo y negociación para resolver el conflicto político entre la región vasca y los Estados francés y español”

El diario londinense indica que los médicos de De Juana aseguran que podría experimentar “una muerte repentina”. Cualquier día. “Si muere De Juana se convertirá en un mártir del movimiento de independencia vasca”.

Hay quien teme que la organización ETA pueda utilizar su muerte para justificar el inicio de una nueva campaña de atentado.

El periódico inglés acompaña la entrevista con una imagen de De Juana, la primera en mostrarse en la que puede observarse un gran deterioro físico.

Si este criminal está en estas condiciones, no es porque instituciones penitenciarias se nieguen a alimentarle, si está así es por propia voluntad, queriendo con esta aptitud convencernos a los demás de lo buena gente que es, para que lo dejen en libertad.

Pregunta, ¿se te pasó por la cabeza la huelga de hambre cuado apretabas el detonador o el gatillo de la parabellun para asesinar a 25 personas?  ¿Y cuando insultabas al Juez y lo amenazabas? Se ve que e hambre te ha vuelto las ideas volátiles. “no poder vivir una vida normal es muy duro”. Para los familiares de esos 25 que asesinaste es muy dura la vida. Para los huérfanos, para las viudas, para sus madres. Para ellos no poder vivir una vida normal es muy duro. Encima este etarra no se arrepiente de los 25 asesinatos.

El etarra denuncia “ataques a la libertad de expresión”.

Este individuo no ha luchado, ha asesinado no ha dado opción a defenderse a nadie, los ha eliminado en pos de una independencia que yo no discuto en sus ideales sino en sus formas.

Lo que más nos ha dolido a los españoles es que cuando ETA mataba él pidiera langostinos y champán para brindar por las muertes de ellos.

Se ha escuchado decir que en la fotografía se ve como un mártir al estar atado de pies y manos, no es porque le estén torturando, es porque le están alimentando a la fuerzo y, para que no se quite la sonda.

Resumiendo creo que hace huelga de hambre porque no le sirven langostinos.

Abuelo Andrés.

2 respuestas a «¿Qué ha pasado con la entrevista?»

¿Cómo se ha podido pasar una barrera policial de 24 horas? Porque todo tiene su precio, abulito, en este país, como en todos los demás, todo tiene su precio. ¿Si lo tienen los políticos y losjueces, por qué no lo habrían de tener los policías?

otra cosa increible. matas a 25 personas, te pones en huelga de hambre y «Pobrecito, que malos que te quieren dejar en la carcel» pero esas familias… ¿no importan????? y luego a uno que roba una barra de pan hace 30 años le meten en la carcel separandole de su familia y no le rebajan un dia… y ya puede quejarse y hacer todas las huelgas de hambre que quiera… que como no les conviene… que se pudra. increible.

y que salga esa entrevista y esas fotos… que pongan tambien las fotos de como stan los cadaveres de los que mato, que entrevisten a las familias… como salieran es lo de menos, la cosa es el por que.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *