Categorías
General Mi Diario Nietos

Lo que un nieto le dijo a un abuelo un buen dia

Abuelo, que pena que no tuvieras 50 años menos y te hubieras dedicado a la escritura…quizás hoy serías un escritor de renombre.

 

Abuelo, que bueno que te hiciese este blog para darte a conocer al mundo…

Abuelo, para mi no estás en ningún grupo anónimo…

Abuelo, que “orgulloso” me siento de ser  “tu nieto”.

 

¡Contestación de un abuelo a su nieto!…

 

Para este abuelo esas letras escritas de  ti  han sido una  inyección de ánimo  y cariño que nunca jamás podrá olvidar y te contesto diciéndo: “ que pena es verdad no tener esos 50 años de menos. Este abuelo solo pide a su Dios, que aunque no le devuelva esos años perdidos que le dé unos pocos más para seguir escribiendo con fuerza y amor de abuelo para todos….

 

Se estás muy orgulloso de tu abuelo el que te desea lo mejor de lo mejor de esta vida y que los años que me queden  pueda valorarla sin frustraciones y pesadillas…

 

Es cierto que los abuelos pensamos más en que nos faltan mimos y cariños…no se  si  esto será debido a que tenemos nietos?, pero es verdad…yo ya me encuentro  viejo ,y a veces me siento deprimido e incomprendido, pero luego me digo…¿será orgullo de ser “adulto mayor”?y tener experiencia, sabiduría y serenidad de  lo que nos ha enseñado la vida al paso del día a día  por nuestra vejez..

 

Ahora, nosotros los abuelos de mi edad (81 años) tenemos nuestro propio aporte para que este “vivir más” le sumemos un “vivir mejor”.

 

El concepto de “vivir mejor” lo podemos traducir como calidad de vida en un medio ambientad de factores objetivos y subjetivos.

 

Es necesario que los adultos mayores nos enfrentemos a esta etapa con todo el bagaje construido a lo largo de los años vividos y sigamos como “protagonistas”  para realizar actividades relajadas para descubrir  potencialidades inesperadas, creativas o productivas para buscar nuestra satisfacción personal.

 

Los mayores de edad necesitamos de la comprensión y presencia de nuestros nietos para que ellos nos brinden contención para ayudarnos a comprender quienes somos y quien es el otro.

 

La vejez no es una excepción, los adultos mayores necesitamos de esta interacción  continua con los demás ..Muchas veces cuando una persona se jubila, pasa a formar parte de un grupo  anónimo donde  están  suprimidas todas las singularidades y se pierden los roles sociales significativos. 

¡Cuando seas viejo en carne, sé joven en el alma!

2 respuestas a «Lo que un nieto le dijo a un abuelo un buen dia»

Si, tienes razón en lo que dices Andrés, por eso, los vejetes mas que nadie, necesitamos estar ocupados, para lo que este medio está hecho a la medida.
Yo ya he convencido, con trabajo eso si, a mas de un amigo para que se metieran en el Mundo de Internet, y sin excepción todos están encantados de haberme hecho caso.
Un abrazo y salud, Genín

Quiero decirles, sinceramente, que no fuí un mal padre, sino más bien, que no pude, porque no supe como, ser un buen padre para mis hijos. Procuré satisfacerles su bienestar personal, su educación escolar, sus necesidades económicas. Fuí un excelente proveedor, pero no un guía, no un apoyo sentimental, ni emocional. No los abandoné, pero tampoco los asistí en momentos de angustia, de incertidumbre, de miedo, de dudas. No supe como amarlos. Nunca conversé con ellos sobre cosas de la vida. Sobre como ser hallá afuera. Sobre como desenvolverse en ciertas situaciones familiares,sociales, laborales, conyugales.
Ahora me siento muy culpable no solo por no haberlos ayudado cuando me encesitaron, sino también por el daño que les causé. Daño que, ahora ya adultos jóvenes y casados, les tiene en un estado de constante inquietud, de miedos, de no saber que hacer en determinadas cosas, circunstancias. Criados por una madre castrante: orgullosa, exigente, soberbia, pero también, mal ubicada, mal criada. Con muchos traumas y muchas frustraciones.
Ahora que soy abuelo de dos hermosas nietas, quiero aprender a amarlas, a guiarlas. A saber cuando me necesiten y estar ahí.
Quiero que me amen y respeten por mi forma de ser con ellas. Que me tengan confianza. Que sepan, entiendan y sientan que su abuelo estará con ellas siempre que lo necesiten. . .hasta que Dios me preste vida. Y que después de muerto, desde donde me encuentre. . . seguiré tratando de ayudarles, de reconfortarles, de apoyarles.
Por ahora estoy felíz de tener a éstas dos nietas. No siento la edad, como un empedimento, para querer hacer muchas cosas para ellas y por ellas. Dios les bendiga a ellas y sus padres.
Isabella Geline y Luna Zoé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *