Categorías
Fotos General Historia Mi Diario Momentos vividos

Vivencias escritas de un Abuelo para sus nietos. CAPÍTULO XXIV.

La vida social en la casas cuarteles de la guardia civil siempre es regida por una institución militar, donde los componentes allí destinados desarrollábamos la labor profesional como la vida privada.

Ventajas vivir en una casa cuartel.
Como es lógico, los inquilinos de estas viviendas hemos sido los guardias civiles destinados a esos emplazamientos con nuestras familias, efectivamente residimos en ellos sin tener que pagar un alquiler, aunque hay que hacer frente a los gastos de luz y agua…Otra ventaja grande de vivir en una casa cuartel, no es la economía <>…En la casa cuartel nos conocemos todos, no como sucede en muchos bloques de viviendas, en ellas somos una gran familia y en un bloque nadie te conoce, nadie quiere saber de ti ni del otro.

casa-cuartel
Casa Cuartel
Desventajas.
Las desventajas que se encuentran al vivir en una casa cuartel, es lo complicado de desconectarte del trabajo << Es muy difícil desconectarte ya que por el hecho de vivir allí dentro, cuando existe cualquier problema y se necesita gente deprisa y corriendo, a los que antes llaman es a los que viven dentro>>…Vivir en una casa cuartel implica que haces tu servicio y ya está, sino que puedes trabajar en cualquier momento.

La vivienda.
Como sucede con todo, existen cuarteles mejores y peores y como es lógico siempre están en mejores condiciones aquellos que son más nuevos, aunque en las fechas en que he vivido en ellas la mayoría eran antiguos y sin ninguna rehabilitación.

Accidente de servicio.

Efectivamente en unos de los días del mes de noviembre de 1964 salí en servicio de correrías con otro compañero llamado Bernabé, al hacer una presentación en uno de los cortijos de la demarcación a últimas horas de la madrugada como teníamos señalado en nuestra hoja de servicio o papeleta, a unos doscientos metros antes de llegar al mismo salió a nuestro encuentro un gran perro guardián de la finca, siendo nuestra sorpresa cuando se abalanzó sobre nuestros cuerpos

perro-rabia
Causante del incidente

A este abuelo quiso darle un bocado en la pierna pero gracias a la capa que era nueva y gruesa no pudo llegar a la carne, solo hacer un pequeño roto a la capa sin llegar a dañar mi cuerpo, seguidamente se echó encima de mi compañero por lo que al apartarse de él hice unos disparos con mi arma reglamentaria subfusil o (metralleta) hasta que cayó muerto… mi compañero Bernabé sangraba entre los dedos de la mano izquierda, sin saber si era una dentellada del perro o por lo contrario pudiera ser del punto de mira de su arma, … acto seguido nos trasladamos inmediatamente a visitar al médico del pueblo, quien le mando unas inyecciones antitetánicas y que la cabeza del animal se enviará seguidamente al Instituto Nacional de la Salud de Badajoz para ser estudiada por si pudiera estar presuntamente infectada con el virus rabia … La cabeza del animal se perdió como arte de magia…hechas las averiguaciones no se pudo encontrar la misma, lo que el doctor ordenó en prevención le pusieran inyecciones antirrábicas.

Al compañero tuvieron la necesidad de trasladarlo pasados unos siete días al Hospital Militar de Sevilla donde permaneció hospitalizado unos cuatro o cinco meses padeciendo de grandes ulceras por diferentes partes de su cuerpo y muchísimos dolores en la musculatura, regresando al acuartelamiento y causando baja en la Guardia Civil por su pase al Cuerpo de Mutilados.
guardias-civiles-servicio

Continuará…

Categorías
Mi Diario Momentos vividos Nietos Pensamientos

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

Capítulo IXX

Como un caracol andante.

Como la casa de mis padres era parecida a un caracol andante decidieron una vez más comprar una casita pequeña en la Barriada del Naranjo a unos tres kilómetros de Córdoba,( hablo de los años 1950-51 más de medio siglo al día de hoy año 2009 … a petición mía mis padres me cedieron una habitación pequeña que daba a la calle para que entre mi novia (la abuela María hoy) abrir un pequeño negocio de pan y otros artículos de comer que comprábamos a precios elevados para luego venderlos nosotros también un poquito mas caros, ya que no se podía comprar libremente los mismos motivado a la guerra civil de los años 36-38 en la que España pasaba hambre hasta finalizar la década de los cincuenta por que incluso la postguerra fue mucho peor que la misma guerra civil, y así con las ganancias que obteníamos ahorrar algún dinerito para podernos casar.

Categorías
Actualidad BlogCast Córdoba Mi Diario Momentos vividos Nietos Pensamientos

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

CAPÍTULO XVI.

Un día de cacería.

Cierto día el Sargento que teníamos en la oficina del Juzgado me invitó a pasar una tarde de campo y dedicarlo a la caza de la perdiz con reclamo, me animé y decidí pasar la misma con él, recuerdo fue un hermoso día de Sol para estar en el campo.

pajaros

Esta cacería se realiza cuando la perdiz atraviesa una etapa en la que se suceden los enfrentamientos guerreros entre los machos, dentro del seno de un bando, para la elección de la hembra por la que suspiran y así cerrar su ciclo biológico natural.

Categorías
Mi Diario Mis Viajes Momentos vividos Nietos Pensamientos

Vivencias escritas de un abuelo para sus nietos

CAPÍTULO XV.

Dos días antes de la feria de mayo de 1947 que se celebraba en el Paseo de la Victoria, mi compañero de apellido Andujar me comentó que como el Comandante y Sargento se encontraban haciendo unas diligencias en la Prisión Militar que estaba ubicada en uno de los espacios del Alcázar de los Reyes Cristianos y regresarían sobre las doce horas como era de costumbre, si le acompañaba para comprarse unos zapatos para dichas fiestas lo que sin pensarlo mucho decidimos hacerlo.

foto14

Prisión Militar en Alcazar Reyes Cristianos en Córdoba-